Home / Sin categoría / Como dejaron de Crujir mis articulaciones

Como dejaron de Crujir mis articulaciones

A partir de los 30 años mis articulaciones comenzaron a crujir, algo que aunque no era doloroso si me causaba mucha incomodidad, especialmente porque el sonido llegó a ser tan fuerte que las personas a mi alrededor escuchaban mis coyunturas y con frecuencia era motivo de burla por parte de mis amigos.
Con el estudio de la medicina natural y una mejor comprensión de cómo funcionan las articulaciones puede hacer unos pequeños ajustes en mi vida, en específico en mi alimentación que me llevaron a superar este episodio en mi vida. Hoy en día mis articulaciones se mantienen en silencio sea cual sea el movimiento que realice.
Cada articulación está formada por huesos, tendones, cartílago y liquido sinovial. Este líquido es el que mantiene lubricadas las articulaciones para que no exista fricción exagerada sobre las partes que se unen en el centro de la articulación.
Esta lubricación es similar a la que se utiliza en las maquinarias para el adecuado mantenimiento de las partes que se rosan.

articulaciones que suena
Como hacer que no suenen las articulaciones

El líquido sinovial tiene una composición bioquímica similar a la del plasma sanguíneo con predominio de agua y algo de proteínas y grasas. Destaca dentro de sus componentes el ácido hialurónico. Su consistencia es similar a la de la clara de huevo y de allí proviene su nombre.
Teniendo en cuenta estos datos decidí aumentar la ingesta de agua y de grasa en mi alimentación diaria para mantener una mayor cantidad y calidad de líquido sinovial y los resultados no se hicieron esperar. Las grasas que agregué fueron aceite de olivas, mantequilla casera, semillas oleaginosas (el ajonjolí, el maní, el marañón), el pescado y el aceite de coco.
Solo con esto en pocas semanas comencé a sentir gran mejoría y en 3 meses yo no había más crujir articular.
Un ejemplo: A las sopas y a las ensaladas les agrego 2 cucharadas de aceite de olivas prensado en frio, luego de servidas, aunque ya traigan su propia grasa.
La mantequilla es un gran acompañante de muchos alimentos y se puede usar para sofreír.
El aceite de coco es tan valioso que incluso se puede usar de manera externa para masajear las articulaciones, lubricar la piel y mantener el cabello sano.
Además de la alimentación mover día a día cada articulación del cuerpo es muy saludable y placentero. En el siguiente video de muestro mi manera de hacerlo.

Te dejo además el siguiente enlace donde aclaro muchas dudas en torno al consumo de grasas y la salud humana.

Si tienes alguna duda o algún comentario déjamelo saber aquí. Te lo agradezco mucho.
Si tienes algún tema que quieres que abordemos en este blog, lo haremos con mucho gusto.
Hasta pronto.

ACERCA DEL AUTOR DE ESTA ENTRADA, DR. RICARDO VARGAS


acercaDeRicardo

El Dr. Ricardo Vargas Es médico de la universidad Javeriana de Bogotá. Especialista en medicina tradicional oriental y Chi kung de la Escuela Neijing de España, sede Santo Domingo (República dominicana). Ha sido profesor de acupuntura, Auriculoterapia, técnicas de relajación y nutrición para la salud.

Actualmente dirige el Centro de Relajación y Bienestar Humano Vital Chi en Santander de Quilichao (Colombia).

Ver las entradas de este autor >>

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Top